cabeza

cabeza

lunes, 21 de mayo de 2012

EL MIL CHISTES Nº 244

Hola, estimados fanáticos, de El Mil Chistes, amigos y fans del blog: En esta ocasión les voy a presentar el ejemplar marcado con el nº 244. la portada fué trazada a lápiz por "El Peludo" Pepe Ruiz Pérez y naturalmente pintada por mi con la técnica de gouache (pintura de agua, similar a la Vinci, pero con materiales de calidad, como Windsor & Newton,(inglesa) Talens (holandesa) y Lukas (alemana) (No es que sea uno "malinchista", pero en México no se producen materiales de calidad; si asi fuera, yo estaría encantado de utilizarlos, porque serían mas económicos, pero no es el caso: un frasco de Talens me cuesta algo asi como $150ºº)
Pasando a las páginas interiores, después de apreciar la Pin-Up de Nacho Quezada, vemos en la página uno un buen trabajo de la chilena Lidia Heira, y enseguida un cartón doble de Rubén Lara, con su característica calidad acostumbrada. Adelante, en los "Chistes Clásicos Ilustrados", un trabajo de Gustavo Galán en medio tono, quien también realiza el tema final del episodio, con el nombre de "Sueños de mariguano". Aqui tenemos que hacer notar un detalle que casi pasa desapercibido, y es el siguiente: En el crédito del trabajo, exactamente abajo del título se lee: Alucines de: Soto Dibujos (?): Galán. Bien. El signo de interrogación dentro de los paréntesis fue dolosamente colocado por uno de los "gatos" de la Editorial, quien decía que Gustavo Galán no sabía dibujar: este "gato" que según había estudiado una carrera de Arte en la Universidad. déjenme aseverar que si en realidad estudió de lo que presumía, no lo aprovecho pero absolutamente nada; al opinar sobre el trabajo de Galán, claramente lo estaba manifestando. Cuando despidieron a Rodolfo García de su puesto, este tipo pasó a ocupar su lugar, y entonces se autonombró "DIRECTOR DE ARTE" pero solamente era el "paste-up" (la persona que se encarga de colocar y pegar la tipografía y los letreros de las páginas)

 Pasando a cosas mas amables, continuamos con nuestra reseña: apreciamos los buenos trabajos de los maestros Salvador Lavalle, Ricardo Reina, un único cartón de Paco Rosales, otro doble de su hermano Alfonso (De lo bueno, poco) y algunos más de Lidia; lo que si notamos en este número es que hay muchos cartones (Demasiados, diría yo) del Juan "Pesada", y nada mas uno de su hermano Nacho (Lástima) La serie de los "Centinelas del Espacio" dibujada por Pepe Ruiz estan un poco flojita, pero a veces el "Peludo" como que se aburría del trabajo (Cosa natural de un artista como él).

 Pues amigos, esto es todo por hoy. Pronto subiré otro episodio más para gusto y disfrute de los adictos a El Mil Chistes. hasta pronto y sean felices, que se lo merecen. Bye, Bye...
           
                                               More comic

7 comentarios:

  1. Saludos estimado Asanti. Muchas gracias por todos estos recuerdos que subes a la red. Yo descubri el mil chistes mas o menos por su numero 35 y desde entonces me dedique a coleccionarlo y tengo en i casita una caja llena con aquellos miticos numeros. Ademas de ser una revista de chistes el mil chistes es para mi una asombrosa coleccion de dibujantes de aquellos tiempos y siempre disfrutaba viendo el trabajo de todos.
    En lo personal disfrute mucho la serie de Drakulon que ademas se me hacia especial por venir en aquellas paginas interiores que venian siempre a todo color. Cual es la historia detras de esas paginas? Porque nomas esas venian a todo color? y ademas se percibian como una seccion suplementaria, un valor agregado.
    Si te es posible me gustaria pedirte que subieras a la pagina los numeros donde aparecen los primeros episodios de Drakulon ya que en su momento yo no los pude conseguir porque descubri la revista cuando ya en la seria habian resucitado s Drakulon y le notan que esta muy nalgon jajajaja. me gustaria leer los primeros episodios si es que los tienes en tu haber.
    Un saludos todos los que visitan esta web y seguimos en contacto.
    su amigo
    Serge

    ResponderEliminar
  2. Mi estimadísimo y muy apreciable Changolión, no sabes el gustazo que me dio tu comentario; déjame decirte que la serie que mencionas, la de Drakulón, por el momento no me viene a la mente, pero la voy a buscar en mis bastos archivos, y prometo solemnemente subir al blog algo sobre ello, tenlo por seguro; lo que sucede es que El Mil Chistes duró cerca de 800 números, (antes de ser vilmente asesinado por una inepta quesque "directora"), pero nada mas que encuentre algo de inmediato lo subo ¿vale?
    Variando el tema, estaba escuchando tu podcast sobre Moebius, y me pareció muy bueno. Algunas aclaraciones sobre ese enorme genio que ya no está con nosotros: Siendo un adolescente, vino a la ciudad de México a pasar unas vacaciones al lado de su madre, la que vivía en Cuernavaca y estaba casada en segundas nupcias con un esgrimista olímpico mexicano. Moebius estuvo viviendo en la colonia Anzures de la Ciudad de México algunos meses, y aquí precisamente dio comienzo al primer episodio de El Teniente Blueberry, que (Aclaro) siempre se publicó a color, en la revista franco-belga Pilote.
    Él comenzó a trabajar como ayudante del dibujante Jijé quien ilustraba una historieta llamada Jerry Spring; Giraud elaboraba la escenografía de la misma (de algunos episodios; Por esto su estilo al principio era muy similar al de Jijé).
    Con respecto a la mariguana, aquí precisamente la comenzó a consumir, o mejor dicho, la comenzó a utilizar, y se aficionó a ella, dejándola a los 60 años, pero según sus palabras, la utilizaba como los artistas mexicanos (no me refiero a actores) no como un placer o un recreo, si no como una herramienta de trabajo. El era muy aficionado a la obra del escritor norteamericano de CF Jack Vance, y si quieres ver sus fuentes de inspiración, te recomiendo que leas "Tchai, el planeta de la aventura" de Vance, que esta dividida en cuatro aventuras ¡Es realmente genial...! De hecho, en una ilustración de Moebius en la que se ve un adolescente viajero sentado en una especie de banca, junto tiene un librito que dice "Tshai" y unas iniciales que son J. V. (Dentro de unos días te mando la ilustración a tu correo; es del libro Starwatcher)
    Un Abrazo, hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Antes de que existieran los internetz, el Mil Chistes se encargaba de la difícil tarea de difundir los albures, chistes pelados y dibujos de chamaconas que ahora tanto abundan y que tanto regocijo nos brindaban nuestros años mozos.

    Celebremos, pues, al Mil Chistes, por su valiosa aportación al acervo de la verdadera cultura mexicana, la de primera línea.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Awiwi, mi buen Anónimo!! Claro que tienes mucha razón... Trataremos de continuar dando difusión a esta gran revista que marcó un hito en la Historieta Mexicana y en la Cultura Popular en décadas pasadas...
    Mientras pueda, continuaremos al pie del cañón...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. holas amigo antonio. soy karla , ante todo mis felicitaciones por el trabajo que nos brindas y bueno aprovechando bueno lo de ese tal CODA bueno acuerdate de mi favorcito pues jajajaja , porfavor si? te lo pido porque quiero enseñarles a mis amigas y amigos y talves contarles unos jijijij . bueno muchisimas gracias y espero que cambien las cosas con mucha paciencia y tolerancia . saludos amigo cuidate adioos.

    ResponderEliminar
  6. Lindísima Karlita, siento mucho el no poder por el momento remitirte tu pedido, pero es que el trabajo me agobia: prueba de ello es que ni siquiera he tenido tiempo de subir material al Blog. Ten por seguro que nada mas que tenga un respiro, algo te enviaré.
    Dales un saludo a tus latosos niños y diles que desde México les mando un abrazo a todos ellos y tú recibe uno mas fuerte aún.

    Hasta pronto, Bye, Bye...

    ResponderEliminar
  7. Que lastima que se hayan expresado así del señor Galán, el era de mis favoritos, le dio mucha personalidad a pepito que más que un personaje es todo un icono del folclor mexicano, y no les miento: nada más de ver los dibujos de este señor, sin leer el chiste ya me estaba carcajeando, tenia un estilo único que hasta luego lo buscaba cuando recién compraba el cuento.

    ResponderEliminar